Armaduras para blindar el matrimonio contra la infidelidad

Se nos dice una y otra vez que el matrimonio requiere «trabajo», que hay que blindarlo con armaduras por todas partes. Y la verdad es que es así. Aunque es un poco agotador escucharlo todo el tiempo. Es como si la gente esperase que trataras tu matrimonio como un trabajo, no como algo que te construye y te da alegría. Pero el «trabajo» al que se refiere que hay que hacer en un matrimonio, son los detalles que cultivan el amor a diario y te alejan de ese ruin camino de la infidelidad o el divorcio.

Armadura contra la infidelidad.

  • Vivir buenos valores: Siempre traten de vivir los valores o virtudes que los enamoraron: una llamada, abrirle la puerta, enviarle flores, cocinarle su platillo favorito, etcétera.
  • Precaución de quién te acompaña: Eviten la influencia de extraños y malas compañías, no hagan cosas buenas que parezcan malas, ni cosas que no les gustaría que les hicieran. 
  • Cuidado con amistades del sexo opuesto: Eviten pasar tiempo innecesario o verse a solas con alguien del sexo opuesto; tampoco compartan secretos sobre su Matrimonio sin que el otro esté de acuerdo; la infidelidad puede comenzar por una «inocente» relación.
  • Tomar en cuenta los detalles: La rutina y la costumbre enfrían las relaciones; cuiden la llama del amor con detalles que hagan a su pareja sentirse amada.
  • Recordar los buenos momentos: Mantengan viva la ilusión, platiquen de sus mejores momentos juntos, pues recordarlos revive el amor y les da una identidad como pareja. 
  • Mantenerse bellos por dentro y por fuera: La pasión comienza muchas veces con lo que se ve; esfuércense por mantener una buena apariencia y las miradas no se irán en otras direcciones.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*