citas bíblicas para descansar en Dios

Existen citas bíblicas para descansar tus problemas en Dios. Son citas bíblicas de fortaleza, de dejar todo en las manos de Dios si quieres descansar tus problemas en su amor, en su poder, y poder así encontrar la paz cada vez que recurras a ellas. A través de su Palabra Dios nos deja mensajes de fuerzas y esperanzas y en estas citas bíblicas puedes encontrar alivio para esos momentos en que deseas descansar tus problemas en Dios y sentir la paz reposar sobre su tu vida. Si piensas que son muchas las dificultades que te agobian y que, descansar tus problemas en Dios no es algo muy factible en este momento, te invito a revisar cómo estás llevando tu vida. Además quiero invitarte a silenciarte un poco de la rutina del mundo y a reposar un poco en esa fuente de amor que nos entrega, a través de citas bíblicas, poderoso motivos para seguir luchan aún en la adversidad.

1. Dios es tu Protector y Refugio Seguro.

Sería bueno que en todo momento de tu vida, sobre todo en las circunstancias más adversas, tuvieses presente lo siguiente: «Bueno es el Señor; es refugio en el día de la angustia, y protector de los que en él confían» (Nahúm 1,7).

2. Ante los problemas y dificultades.

Los problemas siempre estarán presente en nuestras vidas, no podemos desanimarnos cuando nos sucedan, lo importante es no perder la paciencia y seguir confiando en Dios. Esta cita bíblica asegura descansar en Dios cuando tenemos problemas. «Por eso, aunque pasamos por muchas dificultades, no nos desanimamos. Tenemos preocupaciones, pero no perdemos la calma. La gente y los problemas nos persiguen, pero Dios no nos abandona. Las contrariedades nos hacen caer, pero no nos destruyen» (2 Corintios 4,8-9).

3. La seguridad de estar a salvo.

El Dios de la vida y del amor, no nos desampara ni nos deja sólo, Él actúa en todo momento. Con esta cita bíblica dile adiós a tus problemas y aprende a decir como el salmista: «Aunque pase yo por grandes angustias, Tú me darás vida; contra el furor de mis enemigos extenderás la mano y tu mano derecha me pondrá a salvo». (Salmo 138,7).

4. Alegre y confiado en Dios.

Dios Todopoderoso, conoce todo de nosotros ¿crees que el nos abandonará en el momento de la prueba? ¡Alégrate! poque Dios siempre está atento con sus hijos. Di con gratitud: «Me alegro y me regocijo en tu amor, porque tú has visto mi aflicción y conoces las angustias de mi alma» (Salmo 31,7)

5. Todo se mueve por orden de Dios.

Si tú pones toda tu confianza en Dios, Él moverá las cosas y situaciones de tal manera que saldrás favorecido por su gracia. Esta cita bíblica, más que descansar tus problemas en Dios, también asegura su providencia divina. «Sabemos que Dios va disponiendo todo para el bien de los que le aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo con su plan» (Romanos 8,28).

6. Dios es el auxilio divino.

Con la asistencia de Dios puedes contar para siempre. Él tiene un gran propósito de salvación escondido en esa circunstancia compleja que vives «A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi auxilio? Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra» (Salmo 121,1-2).

7. Encomienda todo al Señor.

Toda carga, preocupación o problema que esté turbando tu alma, colócalo bajo el amparo del que todo lo puede. Esta cita bíblica para descansar los problemas en Dios que se ha convertido en mi favorita: «Pon tus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ti». (1 Pedro 5,7)

8. Hoy es el día.

Ponte en camino, actúa en este instante por ese problema que te inquieta en este momento. No estés pensando en problemas futuros porque eso puede llenarte de ansiedad. «No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le bastan sus propias preocupaciones». (Mateo 6,34).

9. Así como recibes, debes dar.

Todo ese amor con que Dios te ha inundado, aprende a multiplicarlo y entregarlo a los demás, sobre todo a los que sufren, para que puedan conocer lo bueno que es el Señor. Encontrás alivio y consuelo, aliviando y consolando a los demás, tus problemas podrán descansar en Dios. Cita bíblica para reconfortar el corazón: «Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo, que nos reconforta en todas nuestras tribulaciones, para que nosotros podamos dar a los que sufren el mismo consuelo que recibimos de Dios». (2 Corintios 1,3-4).

10. La oración para tener paz en el corazón.

Suplica, ruega, implora al Padre bueno que te de la paz en toda circunstancia de tu vida. Para Él no hay problema muy grande «No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús. (Filipenses 4,6-7).

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*