¿Cómo apoyar a los hijos con la educación a distancia?

PRIMERO. Establece un horario familiar.
Se que lo he dicho varias veces, pero en realidad es muy importante tener un horario familiar firme pero flexible, y en este tiempo es de vital importancia por que al estar en casa todo el tiempo, hace pensar a nuestros hijos que están de vacaciones haciéndose más difícil la actividad del estudio y la toma de clases a distancia.

Es importante tomar en cuenta todas las circunstancias para que el horario sea lo más eficaz posible.

Si a nuestros hijos solo les dejan tarea y tu les tienes que explicar los temas, es importante establecer un tiempo para ver los nuevos temas lo más temprano posible.

Si a tus hijos le dan clases virtuales, es decir, si el maestro se conecta vía remota y deben estar presentes en la video conferencia, es más importante que el horario sea más claro.

También es importante que dejemos tiempos para las tareas, porque seguramente, aparte de las clases, deberán hacer tareas.

En el caso de que tengan que ver las transmisiones por la televisión es importante tener muy claro los horarios y canales, para que no haya problemas y que puedan aprovechar al máximo las clases. Debemos recordar que el aprovechamiento depende de cada uno, sea con clases presenciales o a distancia.

SEGUNDO. Adapta el espacio para estudio.
Este punto es muy importante ya que no pueden tomar las clases o hacer las tareas en su cama.

Es necesario que haya un lugar limpio, ordenado y con buena iluminación y ventilación para hacer sus tareas o tomar las clases a distancia.

También debe ser un lugar donde podamos ver qué están haciendo, ya que en la computadora es muy fácil que pasemos de una ventana a otra y nos distraigamos con juegos o videos que nada que ver con el tema; y qué decir de las redes sociales que nos pueden quitar mucho tiempo ya que al estar navegando en ellas, no nos damos cuenta que el tiempo pasa.

Si tenemos varios hijos es necesario establecer lugares específicos para cada uno. Si no tenemos mucho espacio es bueno asignar algún cajón o repisa para que puedan dejar sus materiales de trabajo al terminar la sesión y evitar así que al día siguiente no encuentren sus cosas.

Tambien debemos tener en cuenta que ahora, además de libros, cuadernos, lápices y otros útiles escolares, necesitan también una computadora, tableta o algún dispositivo y además audífonos para evitar que se confundan con lo que el hermano esta viendo y escuchando. También es necesario que esto tenga un lugar bien definido.

TERCERO. Establece prioridades.
Es muy fácil que ya estando en la computadora o televisión, se nos vaya el tiempo en cosas de ocio o en redes sociales, por lo mismo debemos enseñar a nuestros hijos a dar prioridades.

Es necesario que primero terminen con lo del estudio y después pueden realizar otras actividades, ya sea de investigación o de esparcimiento.

Cuando estamos todos en casa, es muy fácil que se pierda la noción del tiempo y por lo mismo no nos alcance para realizar todas las actividades que normalmente realizamos.

Mientras más temprano es, mas ganas tenemos de hacer las cosas; es por esto que debemos comenzar por lo indispensable, para que poco a poco vayamos realizando lo demás y si por algo no alcanzamos a terminar, sean cosas que podemos pasar para el día siguiente.

CUARTO.  Acompáñalos para solucionar sus dudas.
Una de las tentaciones más grandes es pensar que nuestros hijos pueden solos ya que saben mucho de tecnología e internet, pero debemos hacer conciencia que debemos acompañarlos pues no todos son responsables.

Dependiendo de la edad de cada uno, es el nivel de acompañamiento que requieren; mientras más pequeños, más cerca debemos estar.

A nuestros hijos que están en secundaria, debemos acompañarlos pero no asfixiarlos, es decir, debemos dejar que se hagan responsables de su avance pero debemos revisar que sea real y que no haya vicios en la educación.

Se que esta situación no va a ser permanente pero por el tiempo que nos queda es necesario que cada uno tomemos el rol que nos toca y seamos muy responsables para que todo salga de la mejor manera.

Y QUINTO. El tiempo libre no tiene que ser tiempo perdido.
También es cierto que nuestros hijos no tienen muchas opciones para hacer en el día y se la pasan jugando en la computadora o en las consolas, videojuegos que a veces los ponen muy activo o agresivos y que no pueden sacar esa adrenalina que se genera; es por esto que te invito a que investigues sobre algunos cursos que en este tiempo de contingencia, son gratuitos y en linea.

Hay cursos para todas las edades y de muchas cosas, desde manualidades hasta cosas muy específicas e interesantes.

Solo es cuestión de dedicarle un tiempo a investigar que es lo que mas les conviene a nuestros hijos.

También es tiempo de leer, dibujar, hacer esculturas, arreglar los aparatos electrónicos que se tienen por ahí, hacer robots, armar rompecabezas, etc.

Y si nosotros nos involucramos en estas actividades junto con nuestros hijos serán una oportunidad increíble de convivencia familiar.

Ojalá que estemos dispuestos a sacarle el mayor provecho a esta situación que estamos viviendo.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*