Dormir en camas separadas estando felizmente casados

Dormir en camas separadas.

Mientras la sociedad acepta que algunas parejas casadas tengan cuentas de bancos separadas, o que una mujer no cambie su apellido, el dormir en camas separadas es considerado una causa de alarma. Se asume que la pareja está teniendo problemas matrimoniales y que su relación está por los suelos. Ese no es mi caso.

Mi esposo y yo hemos estado casados por más de 10 años y dormir en camas separadas funciona para nosotros. Él trabaja en diferentes turnos para la compañía de trenes y en ocasiones le llaman a mitad de la noche.

El sonido de su celular siempre está el máximo para asegurarse de que él no pierda una llamada, y es ese mismo sonido el que me despierta de mi sueño profundo y me pone en un estado de pánico, todas las veces.

Primero comencé a dormir en la habitación de huéspedes cuando sabía que era muy probable que mi esposo recibiese una de esas llamadas. Amaba esas noches para mí misma. Tenía mi propio espacio y podía quedarme despierta leyendo, escribiendo, o probándome todos los zapatos en mi clóset. Era maravilloso. Eventualmente estos se hizo un hábito diario.

Me encanta que ,cuando me casé, el «yo» se convirtió en «nosotros», y es que verdaderamente atesoro nuestra unidad. Pero me estaba haciendo falta algo en mi vida y era sueño de calidad y tiempo para mí misma.

Mi esposo no tiene problemas con ello, ya que en ocasiones soy yo quien lo despierta a él con mi rechinar de dientes.

Cuando nos permitimos tener tiempo para nosotros mismos, pareciera que hay más cosas de las que podemos hablar cuando estamos juntos.

No confundir el dormir en camas separadas con separación.

Yo opino que la cama matrimonial es un altar, en nuestro caso tenemos dos de esos altares, y por lo tanto pasamos tiempo en las camas de cada uno de nosotros para tener intimidad juntos; él viene a mi habitación y yo voy a la de él. A veces bromeó diciendo: «Cariño, ¿en tu casa o en la mía?»

Con los años, se ha vuelto más común que las parejas duerman en diferentes habitaciones de los ronquidos, problemas de salud, trabajos de horario, apnea y muchas otras razones, pero pareciera que no escuchamos acerca de eso, probablemente porque las parejas creen que deberían avergonzarles.

Pero la fuerza y la cercanía de un matrimonio no está determinada por el compartir una cama. De hecho, los lechos matrimoniales están llenos de parejas infelices e infieles. Que importante es la cercanía y la conexión que una pareja siempre y cuán seriamente ellos toman sus votos.

No fue sino hasta finales del siglo XIX, de hecho, que el compartir una cama se hizo popular.

Remontándonos a los antiguos matrimonios europeos aristocráticos, era común que las parejas durmieran en habitaciones separadas.

En países como Gales, se pueden visitar antiguas residencias y ver las habitaciones separadas en las que dormía marido y mujer.

En aquel entonces, el príncipe Felipe y la Reina Elizabeth II duermen en habitaciones separadas. Por supuesto, no todos tenemos una mansión un castillo con cientos de habitaciones, pero la mayoría de las familias de clase media tienen una habitación de huéspedes, o al menos un sofá cama.

Dormir en camas separadas no impacta en negativo la relación.

Jennifer Adams, una dedicada esposa qué acepta que duermen en camas separadas con su esposo, comparte muchos tips sobre cómo dormir separados sin arruinar la relación en su libro: «Durmiendo aparte, no cayendo en pedazos».

El libro está repleto de investigaciones que soportar la idea de qué dormir separados no impacta negativamente las relaciones ni la vida sexual de una pareja.

Ella entrevistó parejas que sienten que disfrutan de un mejor sueño al dormir solos en sus propias camas sin tener que estar peleando con alguien por espacio.

La pareja más joven que ella entrevistó estaba entre los 22 y los 24 años de edad. Ellos dormían en camas separadas, pero eso no era impedimento para que ellos encontraron un momento de intimidad para estar juntos entre 8 y 10 veces a la semana, estaban felizmente casados.

Beneficios de dormir en camas separadas.

De acuerdo un sondeo de la Fundación Nacional del Sueño, casi 1 de cada 4 parejas americanas duerme en camas separadas. El doctor Michael Breus, también conocido como «El doctor del sueño», explica un artículo cómo el sueño interrumpido puede incrementar el riesgo de problemas cardiovasculares, obesidad y diabetes.

Y continúa diciendo que la falta de sueño puede disminuir los sentimientos positivos que tenemos hace nuestra pareja, bajos niveles de gratitud y entrega se ven a menudo en las parejas que no duermen lo suficiente.

Susan Heitler, psicóloga clínica y autora de «El poder de dos», dice:

«Veo muchos clientes que duermen en habitaciones separadas y tienen mejores matrimonios como resultado… Pero si se están separando por las noches debido a peleas, o porque están experimentando problemas en la intimidad, entonces esto les hará más daño que bien».

No estamos diciendo aquí que dormir en camas separadas es respuesta a los problemas en los matrimonios. Tampoco estamos incitando a que las parejas se separen y hagan su vida por separado. Que se entienda bien. En ocasiones, dormir en camas separadas puede ayudar un poco a la pareja a apreciar la cercanía del otro, a respetar su descanso, etc.

Sólo debes asegurarte de que tú y tu pareja lleguen a un acuerdo del porque podrían dormir en camas separadas por algún tiempo.

La comunicación es la clave para que funcione el matrimonio. La cama nunca hace el matrimonio, y a veces dormir en camas separadas fortalece la relación matrimonial.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*