Enfrentar como matrimonio las pruebas y salir victoriosos

Las parejas que estamos en el camino del senor, podemos andar por la vida con sentimientos de derrota, no podemos ser cobardes, ni dar pasos atrás cuando la situación se complica. Tenemos que ser parejas capacer de enfrentar todo tipo prueba y de superarla de la mano de Dios

 

Primera arma: el escudo de la fe

Dios ha depositado en cada uno de nosotros, la fuerza y los talentos que necesitamos para vencer todas las dificultades, solo tenemos que CREER y poner nuestro grano de arena, es decir, poner todo de nuestra parte y no dejarle todo el trabajo a Dios.

En su Carta a los Efesios, San Pablo nos deja palabras de poder:

«Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, con el que podrán apagar todas las flechas encendidas del Maligno». (Efesios 6,16)

He aquí nuestra primera arma: ¡PROTEGERNOS! con el escudo de la fe. No hay mejor arma que estar bajo la sombra protectora del Altísimo. Recuerda: somos hijos de un Padre amoroso que nunca nos abandonará en medio de la prueba.

Segunda arma: La Santa Misa y la oración

Tenemos que esforzarnos, dar lo mejor de nosotros en cada situación para vencer ese problema o circunstancia que nos está dañando. ¿Cómo podemos hacerlo?: nuevamente San Pablo nos tiene un gran consejo

«No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios». (Filipenses 4,6)

La Eucaristía significa «Acción de gracias» y proviene de la palabra griega «eucharistein», pero esta Acción de Gracias» en el pueblo judío, se dirige únicamente a Dios, es decir: Eucaristía es una Acción de Gracias a Dios.

No queremos vernos derrotados por los problemas diarios; por el contrario, queremos triunfar y salir adelante, entonces: ofrezcamos siempre nuestra Acción de Gracias a Dios por todo lo que ha hecho en nuestra vida, elevando continuamente nuestras oraciones en las peticiones de la Santa Misa.

Muchos han logrado salir adelante: ¿Por qué tú no?, solo basta CREER en lo que Dios puede hacer en tu vida, participar de la Santa Misa, dar Gracias «Eucaristía» y elevar siempre tus súplicas al Cielo.

Toma las riendas de tu vida en este momento, aprovecha las oportunidades que Dios te ha dado, aférrate a su amor.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*