Expectativas que NO debes tener sobre tu cónyuge

Cuando nos casamos, nos sentamos a la mesa con un montón de expectativas, algunas tan obvias que las dijimos en nuestros votos, mientras que otras eran completamente irreales y además insanas. Si las expectativas que tienes hacia tu pareja se salen de los límites,  entonces tarde o temprano terminarás en decepción.

Las expectativas no realistas nos pueden conducir a un completo desastre por problemas maritales, por ello es imperativo que hagamos una evaluación.

4 expectativas de pareja que NO debes tener.

1. Esperar que tu pareja te trate igual que mamá o papá.

Cuando mi esposo y yo nos casamos, asumí algo que causó un gran malentendido durante mi primer año de casados. Mi papá es el hombre más práctico que conozco, tal como la mayoría de los hombres en su familia. Además, a todos los hombres del lado de mi mamá se les podía ver siempre alrededor de su herramienta. Así que naturalmente, asumí que TODOS los hombres eran prácticos.

2. Esperar a tratar a tu pareja como a un niño.

Esto puede sonar gracioso para algunos, pero es más común de lo que se piensa. Algunas veces las relaciones pueden caer en una relación «padres-hijos». Esto es extremadamente insano para cualquier matrimonio. A veces ni siquiera nos damos cuenta que lo estamos haciendo;

3. Esperar que tu pareja te lea la mente.

Este es un GRAN punto. Y sí, quizás conocemos a nuestra pareja más que cualquier otra persona en el planeta, pero esto no significa que pueda leernos la mente. Necesitamos usar palabras para llegar al punto, no solamente con comunicación no verbal.

4. Esperar que tu pareja sea la razón de tu existencia.

Amo a mi esposo más que a cualquier persona en este mundo, pero él no es la razón de mi vida. Él posiblemente no llene este propósito. Y no es justo para él que se convierta en ello. Sólo Dios puede ocupar ese espacio.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*