«Juventud» Amor y Libertad

El amor es lo más hermoso de la vida, la libertad es lo más precioso del ser humano.

Hoy la juventud afirma ser libre, y lo es. Afirma tener derechos, y los tiene. Pero antes que el derecho y la libertad está el amor, la responsabilidad (habilidad de responder), la dignidad y el respeto a Dios, así mismo y hacia los demás. Cabe aclarar que: «Todo se puede, pero no todo se debe».

Por lo tanto, no por el hecho de tener «ganas», de «desear» o «gustar» algo siempre será un derecho. Porque eso sería dejarse conducir solo por el instinto (estímulo o impulso natural de los animales, que precede a la razón) y a la inteligencia (facultad de entender o conocer y comprender).

Nadie tiene derecho a ser mentiroso, a ser ladrón y deshonesto, nadie tiene derecho a lo ilícito o ha obtener ilegítima, injusta e ilegalmente los medios para su bienestar, nadie tiene derecho al libertinaje, al desenfreno. Pero sí tiene derecho a la verdad, a la honradez, a la verdad, al amor, al respeto y tiene el deber de guiar su vida en la responsabilidad y la madurez.

Se dice: «Yo soy libre de hacer lo que quiera» es cierto, pero no todo conviene. Sí, yo soy libre de hacer lo que quiera, pero no debo dejar que nada me domine» (1 Cor. 6,12).

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*