La clave para un matrimonio feliz

Quizás usted haya escuchado que la mitad de los matrimonios hoy en día terminan en divorcio, con cónyuges amargamente disgustados y niños confundidos.  ¡No deje que esto le suceda a usted!  ¡hay una serie de consejos  que le ayudarán en su matrimonio! ¡Provienen directamente de Dios, el creador y formulador del matrimonio!  Si usted ha probado muchas alternativas, ¿por qué no le concede a Dios una oportunidad?

1. Establezcan un hogar independiente.

«Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne» (Génesis 2:24).

2. Continúen con el noviazgo después del casamiento.

Ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados» (1 Pedro 4:8). »

3. Recuerden que Dios los unió en matrimonio.

Por tanto, lo que Dios juntó, no lo
separe el hombre» (Mateo 19:5-6).

4. Cuiden sus pensamientos, no dejen que sus sentidos los traicionen.

«Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre… en esto pensad» (Filipenses 4:8).

5. Nunca se retiren a dormir enojados.

«Sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo» (Efesios 4:32).

6. Mantengan a Cristo como centro del hogar.

«La paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús» (Filipenses 4:7).

7. Oren juntos.»

Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente, y sin reproche» (Santiago 1:5).

8. Estén de acuerdo en que el divorcio no es la respuesta.

«La mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive» (Romanos 7:2).

9. Mantengan el círculo del hogar estrechamente cerrado.

¿Tomará el hombre fuego en su seno, sin que sus vestidos ardan? Así, el que se llega a la mujer de su prójimo; no quedará impune» (Proverbios 6:24-29).

10. Dios describe lo que es el amor: esfuércense todos los días por lograr esa norma.

«El que tiene amor, tiene paciencia es bondadoso y no envidioso no es presumido ni orgulloso. No es grosero ni egoísta no se enoja ni es rencoroso (1 Corintios 13:4-7)

. 11. Recuerden que la crítica y los rezongos destruyen el amor.

«Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga  que está en tu propio ojo?  (Mateo 7:3)

12. No se excedan en nada: sean temperantes.

«No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias: ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad» (Romanos 6:12-13).

13. Respete cada uno los derechos y las cosas privadas del otro.

«El amor es tolerante. El amor no tiene celos… no es grosero, no es egoísta. No se regocija en la injusticia. Está lleno de bondad» (1 Corintios 13:4,

14. Practiquen la limpieza, sean modestos, y cumplidores.

Si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo» (1 Timoteo 5:8).

15. Resuelvan hablarse bondadosamente.

«La blanda respuesta quita la ira» (Proverbios 15:1).

16. Sean sensatos en los asuntos financieros.

«El amor no es posesivo. El amor tiene buenas maneras y no persigue ventajas egoístas» (1 Corintios 13:4).

17. Converse con su cónyuge acerca de los problemas y consúltelo con frecuencia.

«El amor… no está ansioso de impresionar ni tiene ideas exageradas de su propia importancia… No es quisquilloso» (1 Corintios 13:4-5,).

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*