La mujer es pieza clave para un matrimonio feliz

La mujer es pieza clave para un matrimonio feliz, pero ¿cómo se define un matrimonio feliz, un matrimonio saludable? ¿Un matrimonio feliz se trata de ver cuánta felicidad recibimos o de cuánta felicidad ofrecemos? En esta publicación quiero explicarte un poco sobre lo que significa tener un matrimonio feliz y de cómo la mujer es pieza clave para lograrlo.

Una psicoterapeuta que se especializa en terapia de pareja, Ashley Davis Bush, afirma que las relaciones matrimoniales no requieren de un trabajo duro, que lo que requieren es de atención e intención.

Ella compara una relación con una planta. Para mantenerse saludable, una planta requiere atención y cuidado diarios, como el agua y la luz solar. Cuidar una planta no es difícil, pero requiere nutrición.

Bush ha escrito un libro con su esposo Daniel Arthur Bush, Ph.D, llamado los 75 Hábitos para un Matrimonio Feliz: Consejos para recargar y reconectar todos los días.

¿Qué hace a un matrimonio feliz?

Un matrimonio feliz consta básicamente de dos personas que se aman mucho y que se comprometen a sacar lo mejor de cada uno. Por ejemplo, si su pareja está luchando con un problema en el trabajo, usted le escucha, habla sobre la situación y pregunta qué puede hacer para apoyarle.

Básicamente, los cónyuges se protegen las espaldas el uno al otro y se animan en las situaciones difíciles. Y estoy hablando de que esto aplica para los dos, tanto como para la esposa como para el esposo.

Un matrimonio feliz también tiene un clima de agradecimiento y enfoque positivo para ver las cosas, la cual incluye gratitud y aprecio. Y es aquí dónde está la astucia y el amor protector y natural de la mujer. La mujer de por sí, está diseñada biológicamente para ser un ser más amorosa y más expresiva en los afectos que los hombres y ellas pueden enseñarnos mucho en este aspecto a todos nosotros. Mujer, eres clave para un matrimonio feliz y saludable.

Hábitos saludables para un matrimonio feliz.

Quiero presentarles a continuación, algunos hábitos saludables que parecer ser cosas muy pequeñas para apreciar. Son casi imperceptibles pero que encierran una poderosa forma de expresar el amor. La mujer o el esposo puede incorporar en su relación matrimonial para que ambos terminen por hacerlo parte de sus vidas diarias.

Mujer, tú eres una pieza clave para un matrimonio feliz, la incorporación de estos pequeños hábitos en tu matrimonio aumenta la probabilidad de que su esposo también los haga.

A continuación, 5 pequeños pero significativos gestos que usted puede incorporar en su relación para lograr un matrimonio feliz.

1. Envía un mensaje de texto cariñoso.

Esto suele sorprender entre muchos porque es algo que se nos ha hecho tan cotidiano que a veces ignoramos su poder.

Utiliza la tecnología moderna para mantener sus corazones conectados durante todo el día enviando a su cónyuge un texto dulce, cariñoso. Puede escribir cualquier cosa, desde un «Te extraño tanto» hasta «se me hace el tiempo largo para volverte a ver».

Un matrimonio feliz todo el tiempo se logra a base de pequeñas sumas de detalles.

2. Un saludo cariñoso por las mañanas.

Cuando al despertar mire a su cónyuge, en lugar de tener alguna descarga que hacerle, realice un saludo cariñoso. Dele un abrazo efusivo y dígale al oído con voz suave:

«Te amo demasiado»…

Esto puede convertirse para ambos en una declaración positiva de su amor cada mañana. También podría agregar cualquier otra cosa que le parezca agradable:

«Estoy contenta de despertar a tu lado»,

«Estoy tan contenta de estar casada contigo»,

La clave para un matrimonio feliz es ser positivo y amoroso.

3. Hagan oración a la hora de comer y agradezca su amor.

Cuando estén en el desayuno familiar, antes de irse a trabajar, reúnanse en la mesa y hagan oración de agradecimiento. Hagan una oración tanto por la comida, como por su vida matrimonial juntos y todo su proyecto de vida.

Mientras coma, toque a su pareja, ya sea tocar su mano con delicadeza o acariciar su cabello.

4. Un abrazo de fortaleza.

No ignoren este consejo. Cada vez que se reúna con su cónyuge nuevamente, tenga un abrazo intencional que dure al menos 15 segundos. Pongan las manos sobre el pecho o el vientre del otro y sientan la respiración de su pareja. Mírense a los ojos en algún momento del abrazo pero en completo silencio.

Créeme, este abrazo es lo suficientemente poderoso y largo para que la oxitocina, la hormona de la satisfacción, sea liberada. Así ustedes puedan sentir una conexión íntima y profunda como la de su primer día juntos.

5. Feliciten sus logros al final del día.

En muchos matrimonios, los cónyuges subestiman los logros del otro, sus luchas diarias y sus compromisos. Algunos no se sienten apreciados y tampoco muestran interés en darlo de vuelta. El «darse por sentados» es un veneno que poco a poco va marchitando la relación matrimonial.

Si quieren tener un matrimonio feliz terminen el día agradeciéndose mutuamente por un pequeño acto que hicieron ese día. Podría ser cualquier cosa como:

«Gracias por ir a recoger a los niños»,

«Cariño, gracias por esperarme con un café», o

«Gracias por visitar a mi familia».

Tu pareja, no solamente se sentirá apreciado después de tu cumplido, sino que comenzarás a sentir ese amor de vuelta.

Mujer, eres clave para un matrimonio feliz. Espero que estos consejos para lograr un matrimonio feliz te hagan ponerte en acción. Tomes la iniciativa de llevar la dirección amorosa de tu relación matrimonial. Te lo aseguro, todo esto te vendrá de vuelta si lo intentas con perseverancia.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*