La trampa de la mentira.

Cuidado con caer en la trampa de la mentira, usualmente el mentiroso es traicionado por su mentira. Una mentira es una declaración usada intencionalmente con el propósito de engañar a una persona o grupo de personas con alguna finalidad específica, cayendo en la trampa de la mentira. Una persona que comunica mentiras muy frecuentemente puede ser llamada una persona mentirosa.

En nuestra cotidianidad el mundo nos ha presentado además las mentiras negras, en la que una persona es capaz de mentir para obtener algún beneficio personal. Y por otro lado están las mal llamadas «mentiras blancas», en las que se miente para complacer a otra persona, y que son vistas como una forma inocente de expresar cariño o por no molestar, pero todas las mentiras tienen su ladobastante oscuro.

El neurocientífico Sam Harris, un reconocido escritor de algunos libros que han llegado a ser best-sellers, afirma que las mentiras no tienen distinción y cualquiera de ellas son bastante dañinas tanto para el individuo como para su relación con los demás. En su último libro, «Mintiendo», Harris indica que las mentiras dañan las relaciones con las demás personas.

«Cuando estás mintiendo, estás constantemente jugando ese terrible juego en el que tienes que llevar la cuenta de lo que dices, y es la antítesis de la integridad, la apertura y la autenticidad… Cuando pretendes ser alguien que no eres, pagas un precio, aunque no sea obvio para ti», indicó Harris

Pero la mentira no sólo perjudica las relaciones con los demás, sino que desalienta además la superación personal. Caer en la trampa de la mentira es dañino en todos los aspectos de tu vida. Al respecto, Harris indicó:

«Cuando te entregas a la mentira, te niegas a ti mismo la oportunidad de hacerle frente a esas situaciones con la realidad que son necesarias para mejorar tu vida… El compromiso con la honestidad es una especie de espejo que uno sostiene ante sí mismo, donde puede descubrir quién es en relación con los demás y en relación con su experiencia momento a momento».

El mentiroso es traicionado por su propia mentira.

Jesús nos dice que «La verdad nos hará libres» (Juan 8,32). También el octavo mandamiento nos invita a decir siempre la verdad. En muchas ocasiones para «salvarnos» de ciertas circunstancias difíciles preferimos mentir y evitar los problemas.

Sin embargo, y muy usualmente, el mentiroso es traicionado por su propia mentira. Es que, además de ser un pecado que ofende al Señor, la mentira se convierte en un vicio que luego se hace muy difícil de desterrar.

La mentira se convierte en la vía más sencilla de evitar lo que no queremos y de obtener lo que nos agrada, y seguimos caminando de esta forma, adentrándonos más en la oscuridad y, sin darnos cuenta, terminamos construyendo nuestra vida y nuestras decisiones con base en mentiras que en cualquier momento, al ser descubiertas, nos pasarán factura.

Esta sencilla historia nos advierte sobre los peligros de este mal hábito.

Es momento de que medites sobre este tema y pienses:

– ¿Qué tanto le estoy dando cabida a la mentira en mi vida?

– ¿Cuándo me voy a decidir a pedir la gracia de Dios y enmendar el camino para ser siempre sincero conmigo mismo y con los demás?

La verdad, por muy duras que sean sus consecuencias, siempre nos libera y nos acerca a Dios. Jesús mismo nos dijo

«Yo soy el camino, LA VERDAD, y la vida» (Juan 14,6)

Siempre debemos mantenernos por el camino de la verdad ya que El mentiroso es traicionado por su mentira y toda mentira siempre sale a la luz causando más daño de lo que se cree.

5 versículos bíblicos para reflexionar sobre la mentira, mientras pido a Dios que nos decidamos a ser realmente libres viviendo en la verdad:

«Por eso, renuncien a la mentira y digan siempre la verdad a su prójimo, ya que todos somos miembros, los unos de los otros». (Efesios 4,25)

«Guarda tu lengua del mal, y tus labios de palabras mentirosas». (Salmo 34,14)

«De tus mandamientos he adquirido inteligencia: Por tanto he aborrecido el camino de mentira». (Salmo 119,104)

«El que dice la verdad declara lo que es justo, pero el testigo falso es un impostor». (Proverbios 12,17)

«Cuando ustedes digan «sí», que sea sí, y cuando digan «no», que sea no. Todo lo que se dice de más, viene del Maligno». (Mateo 5,37)

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*