Los mil y un lenguajes para entender a los hijos

5Tips para lograr comprender y aprender los lenguajes que nuestros hijos usan.

PRIMERO. Observa y escucha a tus hijos.

La mejor forma de entender y comprender un lenguaje nuevo es escucharlo y observar lo que quiere decir cada palabra o seña. Por eso debemos ir observando a nuestros hijos en sus diferentes etapas para comprender y llegar a hablar el mismo lenguaje que ellos. Si no los hacemos, no puede haber un encuentro, no podemos relacionarnos y por lo mismo no puede haber comunicación. No siempre es fácil, pero hay que afinar los sentidos para lograrlo.

SEGUNDO. Conoce el medio en el que se desarrollan.

Reportar anuncios inapropiados | Cuando nuestros hijos salen del ambiente familiar, es decir, van a la escuela, es necesario que conozcamos ese ambiente para comprender las modificaciones que pueden tener sus lenguajes. Ya que lo que aprenden en la escuela y de la convivencia con otros niños afecta su comportamiento y su lenguaje cambia. Otro factor de cambio es la tecnología a la que van teniendo acceso. Por eso también la debemos conocer.

TERCERO. Cuando van creciendo, pregúntales qué quieren decir con algunas actitudes o gestos.

Es preciso que hagamos un alto en el camino y que dialoguemos con nuestros hijos. Muy seguido no podemos comprender que nos quieren decir por eso es bien importante preguntarles a ellos que quieren lograr con tal o cual actitud. Así pondremos en común los términos y podremos dialogar, aún con las actitudes y gestos.

CUARTO. Descubre los patrones de comportamiento de tus hijos.

Una vez que los hemos observado y que hemos dialogado con ellos, ahora si podemos establecer sus patrones de comportamiento. Esto nos ayudará a descubrir cuándo haya algún cambio que requiera atención. También los patrones de comportamiento son una forma de lenguaje que debemos tener presente y estar atentos a cualquier cambio. Un cambio pequeño en ellos es normal, pero un gran cambio es un síntoma de alerta que debemos atender de inmediato.

Y QUINTO. Déjate guiar por el lenguaje por excelencia que es el Amor.

Todo esto debe estar regido por el lenguaje que Dios nos ha dado, el lenguaje del amor. El amor hace que los demás lenguajes sean entendibles para nosotras las mamás, es como el traductor maestro que nos permite intuir y adaptar nuestros sentidos para comprender los mil y un lenguaje a de nuestros hijos. Dejémonos guiar por él y hagámosle caso a nuestra intuición. Y estemos siempre en contacto con nuestros hijos porque sólo así lograremos comprenderlos y comunicarnos adecuadamente con ellos. Dios te bendiga y la Santísima Virgen María te cubra con su manto.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*