Maneras de proteger tu matrimonio en tiempos difíciles

En las crisis o en tiempos difíciles todos debemos buscar refugio. Lo mismo sucede en el matrimonio. Si algo va mal, debemos buscar la forma de refugiarnos y de protegernos. Aquí queremos mostrarte 7 maneras de proteger tu matrimonio en tiempos difíciles, cuando se asoman esas crisis.

1. Rodéate de las personas adecuadas.

Necesitas amigos que te quieran, quieran a tu pareja y crean en su matrimonio.

Este sistema de apoyo será de vital importancia durante las temporadas de dificultad en tu matrimonio. Necesitas personas que te animen y oren por ti, no al tipo de personas que te tientan a adormecer el dolor a través de comportamientos insalubres.

Si quieres proteger tu matrimonio en tiempos difíciles, DEFINITIVAMENTE no necesitas personas que estén alentando el divorcio. Sé muy intencional con respecto a quién está en tu círculo de amistades durante estos tiempos difíciles.

Las personas adecuadas ayudarán bastante, pero las personas equivocadas podrían hacer que tu matrimonio se desvanezca.

2. Comunicarse con el cónyuge.

No ocultes tus sentimientos ni guardes secretos. El nivel de tu honestidad y transparencia determinará el nivel de tu intimidad.

La comunicación con tu cónyuge en tiempos difíciles es un salvavidas. Si dejan de comunicarse, los dos se alejarán, en vez de enfrentarse a los retos juntos. Deben hablar de todo.

3. Debes estar dispuesto a trabajar duro.

No esperes que los problemas se solucionen en piloto automático. Trabajen juntos para encontrar soluciones.

Un rasgo que está presente en casi todas las parejas saludables es una fuerte ética de trabajo. Si quieres proteger tu matrimonio en tiempos difíciles, este rasgo te ayudará.

No asumas que todo se solucionará en piloto automático. Identifica las áreas en donde deben mejorar y trabajar duro.

Ciertamente habrá momentos en los que necesitarás un descanso, pero también debes estar dispuesto a trabajar mucho. ¡Tu matrimonio siempre vale cada esfuerzo!

4. Mantener la fe.

Recuerda que Dios está contigo y Él es más grande que cualquier problema al que te enfrentes.

Si quieres proteger tu matrimonio en tiempos difíciles, la fe será necesaria. Como cristiano, encuentro mucha fuerza y perspectiva cuando me encuentro leyendo la Biblia, orando, hablando de las promesas con Dios y comprometiéndome a servir a otros en mi iglesia o ciudad.

Cuando ponemos nuestra fe en acción, nuestros pensamientos se alejan de las preocupaciones y son reemplazados por paz y coraje. Esto ha sido ciertamente el caso en mi vida.

Jesús prometió que nunca nos dejaría ni nos abandonaría. Me consuelo al saber que en mi matrimonio y en mi vida en general, Dios está conmigo en la lucha.

5. Mantener el sentido del humor.

Incluso en los días difíciles, deben encontrar razones para reírse juntos.

La alegría es un regalo que no puede ser robado por una enfermedad, o la bancarrota, o cualquier otra lucha que la vida pueda presentar.

Cuando eliges sonreír y eliges reír, no significa que estés fingiendo y que no estás tomando los problemas en serio. Significa que estás eligiendo mantenerte positivo.

No siempre puedes controlar las circunstancias, pero siempre puedes elegir cómo responder ante ellas. Elije mantener viva la alegría.

6. Vive la vida un día a la vez.

Para proteger tu matrimonio en tiempos difíciles, debes estar presente en el momento. No te preocupes por las cosas que pueden suceder en el futuro.

Jesús nos enseñó a no preocuparnos por el mañana, porque la preocupación no hace ningún bien. Sólo podemos vivir un día a la vez.

Concéntrate en las bendiciones que tienes ante ti hoy, y pídele a Dios que te de la fuerza para afrontar los desafíos de hoy. Él hará lo mismo por ti mañana, pero no hasta que sea mañana, no te adelantes.

7. Niégate a renunciar.

Elimina tus «estrategias de salida». SIEMPRE SIGUE ADELANTE.

Van a haber muchos momentos en los que te apetecerá renunciar, pero tienes que seguir adelante.

Si quieres proteger tu matrimonio en tiempos difíciles, tienes que decidir con antelación que vas a permanecer comprometido a tu matrimonio, pase lo que pase. El nivel de tu compromiso determinará el nivel de fuerza que tendrás para soportar las dificultades.

Díganse a ustedes mismos que van a perseverar para bien o para mal y luego niéguense a rendirse.

Si quieren proteger su matrimonio en tiempos difíciles, su compromiso del uno con el otro hará toda la diferencia.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*