Matrimonio exitoso y lleno de vida

En un matrimonio exitoso y feliz deben haber cosas importantes que siempre deben estar presente. Hombres y mujeres que piensan casarse anhelan ciertas cosas. Quieren ser aceptados incondicionalmente el uno por el otro. Quieren que su matrimonio esté lleno de amor y felicidad para siempre. Quieren un matrimonio exitoso y saludable. Para esto debemos aplicar las 4 «C» para lograr ese relación matrimonial llena de vida.

Las parejas que forman una familia y reciben la gracia de Dios en el matrimonio, quieren por encima de todo, que su matrimonio sea una fuente de alegría y satisfacción durante toda su vida; pero algunas cosas deben estar presente en el matrimonio para que este funcione.

El plan de Dios para el matrimonio, desde el momento en que creó a los seres humanos como hombres y mujeres, siempre ha incluido todo esto y más. El deseo y la capacidad de un hombre y una mujer de formar un vínculo duradero de amor y vida en el matrimonio están escritos en su naturaleza.

Si está casado, puedes haber descubierto por qué el matrimonio es tan importante y haber experimentado algo de lo bueno que se deriva de él. O tal vez el matrimonio fue difícil para algunos de ustedes y ya no mantienen una relación, sin embargo, hay esperanza de una mejor comunicación y restauración.

Esa esperanza comienza al darse cuenta de que el matrimonio puede ser más sorprendente de lo que has experimentado o incluso de lo que jamás habías pensado. Es por ello que si te evalúas tu relación, y encuentras que las cuatro C realmente están presente en tu matrimonio, entonces tienes un logro y un avance muy importante en tu relación.

He estado casado muchos años y he experimentado tanto las cosas increíbles como las difíciles que esto me trajo. El matrimonio eliminó la soledad para mí y mi esposa. Somos más efectivos trabajando en equipo que trabajando individualmente.

Contraer matrimonio supone una importante toma de decisión y como tal, no puede hacerse a la ligera. Decidir casarse no es seguir como estábamos pero con papeles, tampoco puede ser algo que comienza llevados únicamente de lo afectivo.

Cuatro C que deben estar en el Matrimonio.

A través de los desafíos, las parejas suelen madurar mucho más. Creo que Dios ha creado el matrimonio para revelar más sobre Él y lo maravilloso que es. Y esto se revela a través de muchos de sus propósitos para el matrimonio. A través de las 4 «C» que en seguida vamos a describir, encontrarás las razones que explican la importancia del matrimonio.

A continuación las cuatro C que deberían estar presente en un Matrimonio exitoso y saludable, en cada momento del día, en cada momento compartido, por el bien de los esposos.

1. El Compromiso en el matrimonio.

Si, un compromiso de fidelidad, de seguir juntos y poner todos los medios para cumplirlo. Lo fundamental del compromiso es el acto libre de entregar la propia libertad por amor.

*Con todo, el poder de las palabras y los gestos de amor no es suficiente para garantizar que vamos a ser siempre fieles a lo prometido.

Es muy fácil prometer el cielo y la tierra en un arrebato de entusiasmo y después olvidarlo o sentir que no podemos cumplir con nuestra palabra. En cambio, cuando una persona está dispuesta a declarar su amor frente a testigos demuestra claramente que lo que dice ha sido pensado y decidido con plena conciencia.

Y si además esta declaración de amor se hace frente a Dios y apoyada en su gracia, es decir, cuando la pareja pide en el matrimonio, que Jesús mismo venga a ser la fuente y garantía de sus promesas, entonces el compromiso humano de amor se transforma en alianza garantizada por Dios mismo y para siempre.

De esta manera el amor se vuelve compromiso y el compromiso se vuelve el mejor gesto de amor que podemos ofrecerle a quien amamos.

Con él le aseguramos que no estamos jugando; que puede entregarse confiado(a) pues aún cuando nos sintamos flaquear en nuestra capacidad de cumplir nuestras promesas, Dios mismo saldrá en nuestro auxilio y nos ayudará a ser fieles y coherentes con el amor prometido*.

2. El Cariño en el matrimonio.

El mero compromiso puede parecer algo frío y poco humano, por eso es bueno aliñarlo con muchísimo cariño a cada instante y cada día.

Todas las relaciones humanas están llamadas al desgaste, nada como el cariño y la delicadeza en el trato para lubricar los roces y pulir las asperezas.

El Cariño también es una pieza clave del fundamento del Matrimonio, y en verdad que sí es algo muy necesario y útil para apuntalar el compromiso.

3. La Confianza en el matrimonio.

La confianza siempre estar presente, como en las aventuras o los riesgos. Y a su vez, la confianza debe tener una triple dimensión:

  • Confianza total en uno mismo,
  • Confianza plena en el otro y
  • Confianza en la propia institución del matrimonio

La confianza en uno mismo empieza con el conocimiento propio, el fomento de la autoestima, queriéndose y exigiéndose y pidiendo ayuda cuando sea necesario. La confianza es una de las 4 «C» que deben estar en un matrimonio exitoso para poder llevarlo adelante.

La confianza en el otro supone creer que es capaz de lo mejor y hacer todo lo posible por ayudarle. Y juntos, confianza en que el matrimonio es una institución perfectamente válida en el siglo XXI.

4. La Comunicación en el matrimonio.

Si usted no tiene una manera saludable de expresar sus pensamientos y emociones el uno al otro en su matrimonio, de hablar y de ser escuchado, entonces todo su matrimonio finalmente se derrumbará.

Dentro de las cuatro «C» que debe haber en el matrimonio, sin duda que, la comunición es algo esencial. Para tener un matrimonio exitoso tienes que hacerte un experto en comunicación. Tienes que tratar de entender lo que su pareja está diciendo en un nivel simple, así como tratar de analizar el mensaje subyacente o el deseo

La comunicación en el matrimonio es como un río que da vida. Cuando los cónyuges no pueden comunicarse, se construye una enorme presa que detiene el flujo de agua. Esto hace que todo a su alrededor sufra y muera lentamente. Las semillas que una vez fueron plantadas no pueden crecer y ambos cónyuges desarrollan una fuerte sed interior por sus necesidades insatisfechas, causando eventualmente múltiples grietas en toda la relación.

Muchos matrimonios prometedores han caído en la ruina simplemente debido a una falta de comunicación.

Una de las mejores maneras de comunicarse es compartir apreciaciones de forma asertiva. Esto es que, al comunicarse, puede ser útil identificar lo que aprecia sobre el otro y el estado de esas cosas.

Se ha comprobado que muchas de las relaciones exitosas hacen 5 veces más afirmaciones positivas que negativas cuando discuten sus problemas. Compartir apreciaciones contribuye a una variedad de sentimientos positivos y las personas simplemente piensan y se comunican mejor cuando se sienten bien consigo mismos.

Es cierto que pueden llegar malos momentos, en ese caso habrá que pedir ayuda y redoblar el compromiso, el cariño, la confianza y la comunicación, las cuatro «C» de los matrimonios exitosos y llenos de vida. Cuando un hombre y una mujer se aman incondicionalmente, estas cuatro claves se reafirman día a día en su realción y continúan sus luchas con más fuyerzas que nunca, apoyándose y animándose el uno al otro.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*