Oración de sanación para matrimonios rotos

Señor, confío plenamente en tu amor y tu misericordia. A través de tu palabra me siento amado, perdonado, sanado y liberado. Estoy dispuesto a seguir abriendo mi corazón para que en él manifiestes todas las gracias que tienes preparadas para mí.

Hoy, te suplico que me des la fuerza para saber enfrentar y luchar contra todas mis tentaciones.

Abre también mi mente, quiero tener ideas claras en mi cabeza que den como resultado obras y acciones en pro de mi familia, mi matrimonio y mis hijos.

Sigue mostrándome caminos de solución y conciliación, que con mucho gozo, sabiéndome acompañado por Ti, quiero recorrerlos porque sé que allí encontraré las formas de crecer en santidad, fortaleciendo mi espíritu y llenar mi matrimonio y hogar de felicidad y bendiciones.

Gracias Señor mío, porque estás allí escuchando mi oración.

Ven a mi vida en este día, pido tu fuerza, tu luz, tu guía, sé que nada hay imposible para Ti. Quiero pedirte una fe cada vez más firme, que no me deje vencer cuando aparezcan las pruebas en la vida, las diferencias con mi cónyuge, la falta de entendimiento con mi familia.

Restaura toda herida que hayan podido dejar palabras hirientes y acciones impulsivas y faltas de amor. Sana nuestra relación y llévala hacia la bondad infinita de tu dulce amor.

Dame un amor capaz de comprender que la vida comienza todos los días y que solo Tú tienes la última palabra. Hazme honesto y honrado para cumplir con mis compromisos nupciales, acorde con tu perfecto plan de amor.

Dame además la valentía para enfrentar los problemas y dificultades y la humildad para saber reconocer mis errores y estar dispuesto a crecer en el camino del amor verdadero.

Que yo pueda ser luz para mi cónyuge, fortaleza para su espíritu y apoyo en todo momento. Aliméntame con la abundancia de tu Palabra y que pueda yo siempre buscar, en el servicio y la caridad, el bienestar de mi pareja y de mi matrimonio.

Señor, llénanos de tu amor, toca nuestros corazones, restaura los hogares que hoy están separados. Sana nuestras heridas con tu amor.

Amén

 

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*