Reconectarte emocionalmente con tu cónyuge.

Si sientes que tu matrimonio está debilitado y tu relación parece como paralizada, te traemos estas maneras de reconectarte emocionalmente con tu cónyuge y volver a avivar la llama del amor en el matrimonio.

Cuando establecemos contacto visual con nuestra pareja el día de nuestra boda, no nos podemos imaginar una conexión más profunda con un ser humano que con él o ella.

No podemos esperar más para pasar cada día junto a él o ella para conocerle más y nunca consideramos que las realidades de la vida pueden depararnos temporadas de frustración o desconexión con él o ella. Sin embargo, sucede. Algunas veces ocurre sin que nos demos cuenta y entonces, un día, nos sentimos tropezar en la relación. Así que ¿cómo podemos reconectarnos?

1. Hablar al respecto.

En el minuto en que detectemos una falta de conexión con nuestra pareja, necesitamos direccionarlo adecuadamente. El problema no debe pasar sin resolverse.

2. Sé precavido con la relación con otras personas.

Cuando empezamos a sentir cierta desconexión con nuestro cónyuge, siempre llega la tentación de probar y cultivar una relación más cercana con alguna amistad o compañero de trabajo para reemplazar la cercanía que deberíamos tener solamente con nuestro compañero de vida.

El dirigirse hacia otro tipo de relaciones, solamente nos hace tomar terribles decisiones y situaciones que de otra manera nosotros NUNCA hubiésemos pensado que fuésemos capaces de hacer, y que acarrean consecuencias que lastiman lo más profundo del corazón.

3. Hacer cosas novedosas, juntos.

Si ya sabemos que nos encontramos en una depresión marital, NECESITAMOS CAMBIAR NUESTRA RUTINA.

Para que puedas reconectarte emocionalmente con tu cónyuge como en tus inicios de relación, hagan esas cosas que siempre han querido hacer juntos pero nunca se habían podido dar el tiempo de hacerlas. Sí, es necesario sacrificar otras cosas, pero tenemos que desear y trabajar por este cambio para salir de esta depresión marital lo más pronto posible, por el bien de la familia.

4. Sean pacientes el uno con el otro.

A veces no nos entendemos ni a nosotros mismos, por lo que no debemos esperar reconectarse con el cónyuge instantáneamente.

Cualquier esfuerzo que hagamos por mejorar nuestro matrimonio nos dará los frutos de: mayor intimidad, confianza, honestidad, apoyo, diversión, excitación, estabilidad, etcétera. Toma el reto día a día. No te rindas. Busca por todos los medios volver a reconectarte emocionalmente con tu cónyuge poco a poco, con paciencia, y verás como tu matrimonio fluirá en el tiempo.

5. Oren juntos cada día.

Inviten a su pareja a orar todos los días. Pidan a Dios su ayuda. Cuando oran juntos, no solamente se estan conectando con Dios, sino que también estan compartiendo sus corazones con la pareja de una manera muy íntima. Creo firmemente en la fuerza de la oración, y creo que Dios nos asiste en nuestras necesidades todo el

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*