Secretos que las esposas ocultan a sus esposos

1. Quiero que seas capaz de leer mi lenguaje «no verbal».

Esto no significa que queremos que los esposos se conviertan en «lectores de la mente» (aunque aceptamos que sería lindo); simplemente queremos que estén atentos a nuestras posturas no verbales y que reaccionen de acuerdo a ellas.

Las esposas no quieren una unión basada en la comunicación y en la intimidad de una manera más profunda de lo que las palabras pueden llegar.

En resumen, las esposas quieren que sus esposos les pongan la debida atención.

2. Muy a menudo siento que no estoy a la altura de las circunstancias.

Donde quiera que observamos, vemos supermodelos de cabellos dorados moviéndose con la libertad del aire. O también vemos fotos en Instagram de nuestras amigas que tienen la casa perfecta y los hijos perfectos.

Esto puede crear en las esposas una presión abrumadora para «estar a la altura» de esos estándares imposibles.

Hombres, sus esposas no anuncian estos sentimientos de inadecuación a nadie, pero no significa que ellas no los tengan.

3. Realmente me gusta que tú manejes la situación.

Este es un pensamiento controversial, porque las mujeres son tan capaces como los hombres, y en muchas cosas le sobrepasan. Pero a las esposas le da una sensación de seguridad cuando sus esposos toman la responsabilidad de ser los líderes serviciales en el hogar.

Las esposas no quieren un jefe que les ordene o les maltrate, sino que hay ocasiones que quieren que sus esposos tomen el liderazgo. Su vigor y confianza alimenta el vigor y la confianza de ellas.

4. Quisiera que tomes las riendas en más actividades dentro de la casa.

Esto, quizás, las esposas probablemente ya se lo han dicho a sus esposo, pero muchas veces los esposos piensan que esto más de lo que ellas siguen pidiendo.

Las esposas necesitan que sus esposos sean parte de cada aspecto de la crianza y de la vida en casa. Siempre piensan que sus esposos son los más guapos, pero se ven realmente apetecibles en esos momentos en los que están lavando los platos o doblando la ropa limpia.

5. Quiero ser siempre hermosa ante tus ojos.

Esposos, presten atención a esto. Aunque sus esposas tengan dieciocho u ochenta años de edad, ellas quieren que ustedes piensen que son hermosas en todo momento y que solo tienen ojos para ellas.

Ella se callarán y guardarán ese secreto, pero están esperando que se los digan sin tener que decírselos a ustedes.

Aún en esos días en los que sus esposas se encuentran enfermas, cansadas, sobrecargadas, frustradas e incómodas hasta con ellas mismas, el amor y el consuelo de sus esposos tiene la fuerza para hacerles sentir hermosas y valoradas.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*