Técnicas para salvar tu relación

Las crisis de pareja son inevitables, ¡aquí encontrarás las claves para sobrevivir a la tormenta!

1. Expresen sus sentimientos.
No se trata de reprocharle como si fuera el villano de la historia, sino de decirse lo mucho que se quieren. Un TE AMO a tiempo puede curar cualquier herida.

2. Observen sus errores.
Suele pasar que, cuando ya estamos en medio de la crisis, sólo nos enfocamos en las fallas de nuestro galán. Ahora te toca ver hacia adentro, aceptar en lo que te has equivocado y encontrar la manera de cambiar esas actitudes que han hecho tanto daño.

3. Pidan perdón.
Es lo que más cuesta porque, una vez que observaste tus errores, debes aceptarlos frente al otro. No pasa nada, pedir perdón te libera y da la oportunidad de sanar heridas que, si se mantienen abiertas, serán un obstáculo para la relación.

4. Sé feliz sin importar lo que él haga.
¿Estás basando tu felicidad en la vida del otro? Puede ser que estés tan metida en los problemas, que ya no veas lo fabuloso que es tu mundo en todos sentidos. Relájate y escribe una lista de las cosas que disfrutas hacer. Concéntrate en ello y suelta a tu pareja. Encuentra la felicidad en ti misma, notarás el cambio.

5. Escucha tu cuerpo.
Cuando nos estresamos, el organismo es el primero que se ve afectado. La boca se seca, sentimos un hoyo enorme en la panza y la cabeza nos explota de dolor. Haz algo al respecto. Sal a caminar, ve al gimnasio, toma clases de yoga… Nada es más importante que tu bienestar y, al sentirte bien, empiezas a ver con claridad.

6. Olviden las expectativas.
Deja de esperar que tu pareja haga o actúe de cierta forma. Aprende a fluir con lo que pasa. Cuando tenemos una idea de cómo queremos que sean las cosas y no ocurre tal cual esperábamos, nos frustramos e incluso, lastimamos al otro con reproches. Cada quien vive las situaciones de modo distinto, no lo olvides.

7. Ten control de tus acciones.
Debemos tratar de ser activas y no reactivas. Si tu novio se enoja y grita tan fuerte que se escucha hasta China, no reacciones igual. Dale su espacio y permite que se calme. Ya tendrán tiempo para platicar.

8. Abrazos y besos a todo lo que da.
Está cañón, pero somos propensos a alejarnos físicamente cuando estamos enojados o tristes. Es un mecanismo de defensa natural; sin embargo, está comprobado que, una de las mejores terapias para arreglar problemas es por medio del contacto físico. ¡Aprovecha!

9. Enfócate en lo bueno.
Las crisis pueden convertirse en un círculo vicioso en el que sólo vemos lo negativo. Deja la lupa de juez y concéntrate en lo que tanto te gusta de tu chico (las razones por las que te enamoraste). En ocasiones, hay más aspectos increíbles que defectos; estarás feliz de reencontrarte con él.

10. Rompan con la rutina.
Cuando llevamos un buen tiempo de relación, repetimos actividades y nos aburrimos. Salgan y acaben con eso. Puede ser algo tan escaparse de pinta a la feria o a un fin de semana romántico. Háganlo divertido y verán la diferencia.

11. Recuerden sus mejores momentos.
Acordarse juntos de anécdotas graciosas los hará reír. Vean fotos o escuchen canciones que han compartido. Esto hará que vuelvan a sentir esas emociones que los hicieron elevarse hasta las nubes.

12. Inventen algo nuevo.
Una actividad que sea nueva para los dos los unirá más. Lo que sea que compartan y los haga divertirse juntos.

13. Hablen.
Una de las reacciones comunes que tenemos al sentirnos vulnerables es callarnos. Siéntense a platicar (con bandera blanca de paz) y digan todo lo que piensan. Sin reproches ni juicios, sacar lo que traemos dentro nos da la oportunidad de ver las cosas de otra manera.

Dejá tu comentario

Si te Gusto esta Publicación... Coméntanos...

Tu dirección de Correo NO será Publicada


*